La putita anciana rusa les come el nabo con sabieza a estos jovenes rapados que se muestran algo escépticos y quedan asombrados al ver semejante destrez mamando pollas.